Testimonios de Víctimas de Siniestros Viales...

facebook_1637158286697_6866739550529921369.jpg

Todo sucedió un día de viernes santo del año 2013, cuando me dirigía hacia el trabajo, iba sobre el periférico saliendo del sur para Novicentro, cuando derrepente observe un vehículo marca Toyota; según recuerdo  Tercel color azul, me percate que se conducía en estado de ebriedad por lo que evadí manejar cerca de él.  Sin embargo me alcanzo y coloco su vehículo frente a mi motocicleta, nuevamente yo trate de evadirlo cambiando de carril y subiendo un poco más la velocidad para que no me alcanzara y evitar algún percance vial,  pero de nuevo me alcanzo y en la vuelta de Novicentro me fue orillando cada vez más en la curva; aun tengo presente el sonido que producía mi escape rozando el asfalto...muchas cosas pasaron mi mente en momento.

 

El conductor ebrio seguía acelerando, lamentablemente yo no tenía otra salida para evitar el accidente; solo sentí un golpe fuerte en  mi motocicleta el cual me elevo al arriate central en donde salí expulsado  cayendo a la mitad del carril contrario, todo ocurrió muy rápido.

Imagen con fin ilustrativo extraídos de Google.

Cuando abrí los ojos  observe varios bomberos a mi lado....pero como todo buen biker lo primero que hice fue ver donde estaba mi moto (sonrío) pero no la ubique. Apresuradamente me trasladaron en una ambulancia hacia un hospital público con una fractura de muñeca, un dedo con hueso expuesto y una herida expuesta en mi pierna izquierda en la cual me causo perdida de piel, pero por la falta de insumos por el tipo de fracturas no me atendieron en el hospital y me trasladaron a otro centro asistencial en donde pase 15 días hospitalizado y 2 meses enyesado. Dentro de las secuelas causadas puedo mencionarles que no tengo una movilidad completa en mi muñeca, pero gracias a Dios aun estoy acá contando mi experiencia.

 

Imagen con fin ilustrativo extraídos de Google.

La reparación de la motocicleta me ocasiono un gasto de Q 5,000.00 y hasta la fecha no se nada sobre el conductor del vehículo.

"No manejes de forma imprudente. Con tu empatía en la conducción previenes accidentes de tránsito y evitas el luto en ambos escenarios"

«La empatía y su influencia en la conducción»

Sobreviviente

Ricardo Antonio Herrera

El día sábado 17 de enero de 2015 aproximadamente 24:00 horas, sin imaginarlo la vida del Bombero Voluntario Henry Hernández cambió para siempre. Ese día recibieron un llamado de auxilio para atender un accidente de tránsito en el kilómetro 28.5 de la ruta Interamericana, inmediatamente él y sus compañeros se dirigieron al lugar donde se suscito el percance,  fue allí donde todo sucedió en un abrir y cerrar de ojos...mientras prestaba sus servicios fue atropellado por un piloto que manejaba en estado de ebriedad, dejándolo gravemente herido. 

Recuerda que quedo atrapado en medio de un vehículo color rojo y la unidad de emergencia donde se habían trasladado para cubrir la emergencia. Rápidamente fue trasladado a un centro asistencial, pero lamentablemente a Henry le fue amputada la pierna izquierda. Sin embargo, nunca se dejó derrotar ni en el peor momento posterior al accidente.

 

Nos comenta que estuvo año y medio en recuperación y tres meses sin poder levantarse se la cama, debido a que la pierna derecha también fue operada colocándole platino, con el fin de evitar que la perdiera.  "Estar en rehabilitación te demuestra que no eres la única persona sin algún miembro, ha más personas como nosotros y la vida continúa, la vida sigue", afirma.

 

  

El apoyo psicológico fueron sus hijos, esposa y familia departe de su abuelo paterno, ya que aportaron un 50% de su recuperación emocional y el otro 50% el deseo personal de salir adelante.  Gracias a Dios que a puesto muchas personas a mi alrededor, quienes me han apoyado, siendo uno de ellos mi jefe, ya que me brinda la oportunidad de seguir con mi empleo, cabe mencionar que en Guatemala son escasas las empresas que apoyan a las personas que presentan alguna discapacidad. 

Uno de mis aportes ha sido brindar mi testimonio de vida con el objetivo de crear conciencia en la personas en temas de no conducir cuando han ingerido bebidas alcohólicas. Actualmente cuento con una prótesis que me regalo una excelente persona con calidad humana, el Dr. Leopoldo Fuentes de Centro Biónico. 

"Es necesario educar a nuestros jóvenes sobre la conducción bajo efectos de licor y las consecuencias que una mala decisión puede tener terribles consecuencias en su futuro"